Articulos y Entrevistas

Todos los dias subimos artículos en base al material que generan nuestros programas.

Blog

Qué puede aprender Buenos Aires de Copenhague sobre movilidad y medioambiente




Días atrás se produjo un nuevo encuentro entre autoridades para ver avanzar en cuestiones como uso de la bicicleta, manejo de la lluvia y gestión de residuos





Hace ya varios años que las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires se reúnen con sus pares de Copenhague (Dinamarca) para intercambiar ideas y experiencias en torno a cuestiones relaciones al medio ambiente y la movilidad urbana. Días atrás, se produjo una nueva visita de Morten Kabell, alcalde de Asuntos Técnicos y medioambientales de Copenhague.



“Las dos ciudades tienen mucho en común, más de lo que uno piensa. Buenos Aires es mucho más grande y está más al Sur, pero ambas son planas, están cerca del mar y tienen más o menos la misma cantidad de lluvia”, explicó Nina Olsen, asesora política de la embajada de Dinamarca en Argentina, en el programa “Urbanos” por Radio Arinfo.



Uno de los principales temas que se tocó en el encuentro fue la gestión de las lluvias. Sobre esto, la diplomática señaló: “Se estima que en el año 2050 dos tercios de la población mundial va a vivir en ciudades. El principal problema de emisiones está allí. El principal desafío climático que enfrenta Copenhague es la lluvia, algo que también se vive en Buenos Aires. Se estima que van a aumentar un 30% las lluvias y las fuertes tormentas eléctricas”.



“En julio de 2011 en Copenhague tuvimos una lluvia muy fuerte, 150 mm en dos horas.Eso mostró lo débil que estaba la ciudad y hubo una presión política para hacer una acción. Ahora, hay planes de manejo de lluvia con la filosofía básica de hacer una adaptación para el desarrollo urbano: manejar agua de lluvia no solo abajo de la tierra, sino también con soluciones de superficie, como poner árboles y áreas verdes que absorben la caída de agua y la guían, y la construcción de espacios públicos inundables, que se convierten en lagos”, comentó.



Olsen también precisó que Copenhague quiere ser la primera capital carbono neutral del mundo en 2025 y un 8% de esa reducción se hará a través de la movilidad ecológica.



“Los hábitos de transporte son muy difíciles de cambiar y se está poniendo mucho esfuerzo en eso. El ciclismo es el medio de transporte más popular para viajar al trabajo o al estudio en Copenhague, los habitantes llevan su bici y el 62% de viajes se hacen en bici. En la ciudad hay más bicicletas que personas: 1,2 por persona. También tuvo el primer sistema de bicicletas públicas del mundo, pero hoy lo usan solo turistas”, detalló.



En tanto, respecto de la gestión de los residuos, Olsen planteó: “Se separan en trece categorías. Lo que queda se incinera en una planta muy segura que está en pleno centro de la ciudad (a 500 metros del Parlamento y a un kilómetro del Palacio Real, con una pista de esquí y una pared para escalar). Eso se usa para calefaccionar los hogares de la ciudad”.



“Fueron muy interesantes las reuniones. Hay muchas cosas que se están tratando. Hubo un intercambio de datos y de conocimiento respecto de diferentes maneras de tratar el mismo tema. Hay mucho en común en la manera de pensamiento y en la geografía, así que es muy fructífero para las dos ciudades. Va a seguir la comunicación y las dos ciudades se van a acercar aún más”, finalizó la diplomática desde los micrófonos de Radio Arinfo.



Escuchá “Urbanos” los viernes de 19 a 20 hs. por www.arinfo.com.ar


 
Comentarios
Enviá tu Comentario